CRISTIANO FEDERICO SAMUEL HAHNEMANN, el sabio de Meissen (Primera parte)

La Homeopatía reposa únicamente en la experiencia. Imítame, pero imítame bien y verán en cada paso la confirmación de mi afirmación.
Samuel Hahnemann

Investigar sobre Samuel Hahnemann me ha llevado al encuentro de un hombre sabio por naturaleza, con cualidades innatas para el estudio, para el aprendizaje de idiomas. Demostró una extraordinaria perseverancia a lo largo de toda su vida, una imperturbable seguridad ante su verdad científica pero, sobre todo, jamás dejó de profesar su fe, confianza y gran amor a Dios.

Ese gran hombre nos dejó una creación de amor que no solo se ha extendido, sino que se perpetúa en el tiempo.

Después de más de 200 años la creación de Samuel Hahnemann está más vigente que nunca, la OMS refiere acerca de la Homeopatía” que es el segundo sitema de medicina utilizado internacionalmente.” La Homeopatía está reconocida en diversos grados en casi todos los países europeos. En el Reino Unido se goza de legislación al respecto, existiendo algunos hospitales en los cuales se atiende con Homeopatía. Lo mismo sucede en países como Letonia, Bulgaria y Bélgica. En 1996 el Parlamento Europeo dió un fallo favorable hacia la Homeopatía al reconocerla y considerar que debía integrarse a la práctica médica. Ya está incluida dentro del pensum de estudios de muchas universidades europeas como en Alemania, Francia, Italia, Holanda, Suiza, Reino Unido.

En Estados Unidos a comienzos del sigloXX se introduce la Homeopatía, la cual ha ido poco a poco ganando adeptos. En 1938 un prácticante de la Homeopatía, el senador Royal Copelan consiguió que se aprobara una ley que clasificaba los tratamientos homeopáticos como medicinas. En la actualidad muchos médicos a nivel privado comienzan a utilizarla cada vez con más frecuencia.

En Centro y Suramérica desde hace mucho tiempo está en la práctica médica de muchos profesionales, comprobándose sus resultados a quienes la utilizan.

Es para mi obligado estimular el conocimiento acerca de este científico, hombre de admirable sensibilidad que nos legó la Homeopatía como un regalo de sus convicciones, perseverancia y de amor.

Comienza la historia

En Meissen, pequeña ciudad de Saxonia, nace Cristiano Federico Samuel Hahnemann en la madrugada del 11 de abril de 1755.

Hay un hecho curioso en relación a la fecha del nacimiento de Hahnemann, aun cuando se ha comprobado que nació el 11 de abril. Él acostumbraba a celebrar su cumpleaños el 10 de abril, fecha en la que se sigue conmemorando su aniversario.

Fue el tercero de los cuatro hijos de Juana Cristiana Spiess y Cristiano Godofredo Hahnemann de religión luterana. La madre de ocupacion del hogar y el padre pintor de porcelana en la fabrica de la ciudad de Meissen, no descuidan la educación de sus hijos, enseñándolos a leer y escribir a temprana edad.

No existe mucha literatura acerca de la infancia de los chicos Hahnemann, pero se cree que tuvieron una infancia feliz. El padre, hombre de principios rígidos, ponía en practica la inteligencia para orientarlos, mucho amor, estimulándolos a la búsquedad de la superación y el ejercicio espiritual.

El propio Hahnemann en su autobiografia, expresa agradecimiento a su padre , quien le enseñó más por los hechos que por las palabras, su lema era”Actuar y ser, sin aparentar”.

El infante Samuel comienza de manera precoz sus estudios en la escuela pública, ganándose rapidamente el aprecio de sus maestros por su inteligencia y aplicación a los estudios, en especial del profesor Muller.

Se dice que el padre pretendía para su hijo una lucrativa profesión que le pudiera ofrecer resultados inmediatos para la situación financiera de la familia.

De manera que fue colocado en una prestigiosa casa comercial en Leipzig, pero su vocación a los estudios lo lleva a dejar el trabajo en contra de la voluntad del padre.

Talento para el estudio.

Con la ayuda de su madre y auspiciado por el profesor Muller, quien había sido nombrado miembro titular de la Escuela Principesca Santa Afra , entra como su ayudante, aunque ésta institución era para jóvenes de la nobleza.

Lector extraordinario, supo ganarse rápidamente el aprecio de sus compañeros. Ante sus aptitudes para leer y comentar la Biblia, saber planificar sus proyectos de estudios, logra ser autorizado para leer libros extranjeros. Todo esto lo impulsa a tener amplia cultura, versado en los idiomas vivos, se convierte en un auxiliar de sus profesores. Su agradecimiento a la oportunidad de estudios lo lleva a permanecer en la Escuela Principesca hasta la edad de los 20 años.

Estudia por su cuenta Matemáticas, Botánica y Fïsica que eran ciencias nuevas para la época.

En 1775, con 20 años de edad, abandona la ciudad que lo vió nacer y se dirige a la ciudad de Leipzig.

Al leer las diferentes biografías de Hahnemann, se puede extraer una particularidad de este personaje. Tenía el don de ganarse el aprecio de las personas que iba conociendo en el transitar de su vida.

No poseer medios económicos para seguir sus estudios, no se convierte en un obstáculo. Muchos años después, él consideraba como un regalo de la Providencia en la cual creía fervorosamente, conocer al Consejero Praener, quien se convierte en un gran aporte para su vida.

Praener interviene para que Hahnemann fuera matriculado gratuítamente en la Universidad de Leipzig. Su enorme capacidad de trabajo combinada con su basta cultura e instrucción, le permiten dar clases de idiomas como el italiano, el francés, el inglés, hace traducciones de muchísimas obras, lo cual asegura su hospedaje y su manutención.

Dos años permanece en la Universidad de Leipzig, se traslada a Viena, capital de Austria. Venciendo en su trayecto las visicitudes financieras, sin conocer a nadie, llega por fin a su destino. Se dirige al Hospital de la Misericordia dotado de su gran vocación por los estudios, su perseverancia y una carta de recomendación de uno de sus profesores de la Universidad de Leipzig al director Dr. Quarin. Se establece entre el notable médico y Hahnemann una gran empatía, quien le permite acompañarlo en sus vistas privadas a pacientes, recibe su influencia cientifica y su protección.

Hahnemann en el futuro no dejará de mencionar por escrito el agradecimiento eterno hacia el doctor Quarin, afirmando;”Debo mi diploma de médico al doctor Quarin”.

En 1777 es nombrado por el gobernador Samuel de Bruckenthal, médico privado y bibliotecario de Hermannstadt. Pasa allí 21 meses ejerciendo la práctica clínica, así como la organización y calasificación de la biblioteca del gobernador. Sin perder su objetivo científico se marcha en 1779 hacia Erlangen, Alemania, donde deseaba presentar tesis para doctorarse.

Comenzó su período de preparación de su tesis denominándole: “Consideraciones sobre las causas y tratamientos de las afecciones espamódicas”.

Simultáneamente para ayudarse a su mantenimiento daba clases de griego, latín, italiano, arabe, inglés, hebreo, francés, español y alemán, demostrándo su facilidad en el conocimientob de idiomas. Con su amplia cultura, su aptitud hacia los estudios y con apenas 24 años se distingue de sus contemporáneos por sus variados conocimientos.

Título de doctor.

Al fin, el hombre que venció dificultades, de gran perseverancia y de mucha fe en Dios, recibe su título de doctor de la Universidad de Erlangen, el 10 de agosto de 1781.

Como nuevo lugar de sus experiencias elige a la población de Hettstedt, en Mansfeldschen. Un centro minero con unos cuatro mil habitantes donde comenzará a estudiar con la misma pasión que hacía todo investigaciones quimicas y mineralogía, aparte de seguir profundizando sus conocimientos de Química, Física e Historia Natural.

De esta época escribe posteriormente Hahnemann”Encontré la viga maestra de la bóveda de mi espíritu”. Produjo muchos escritos de variados estudios de medicina y los recién adquiridos conocimientos sobre mineralogía sirvieron mucho tiempo después en sus investigaciones médicas.

De esta ciudad se traslada a Dessau en donde fue muy bien recibido, socializa entre personas cultas que apreciaban sus cualidades. Allí encuentra el amor en una joven bien educada, de amplia cultura y grandiosa belleza, Juana Leopoldina Enriqueta Kuchler.

Sin embargo consciente de sus escasos recursos económicos que no le permitían pensar en una unión con la joven Juana decide trasladarse a la ciudad de Gommern. En esta pequeña ciudad se encuentra con una población indiferente a su profesión de médico, ya que en mucho tiempo no habían conocido la cercania de uno, lo cual no le brindaba mucha clientela fija.

Casamiento.

No obstante permanece allí, se casa con la joven Kuchler e instala su nuevo hogar. Se dedica a seguir sus investigaciones sobre tratados médicos en otras lenguas, afianza sus estudios en química, hace traducciones, escribe su primer ensayo denominado “Los primeros ensayos médicos”. Es aquí en Gommerns donde nace su primera hija y donde también escribe su primer libro sobre “Guía para el tratamiento de viejas llagas y úlceras”. Este libro mucho tiempo después será reeditado por la British Journal of Homeopathy.

Después de permanecer 2 años y 9 meses en Gommerns, se traslada a Dresde. Es en esta ciudad establece una amistad con el sabio Lavoisier , quién dejará una imborrable huella. Así mismo entabla amistad con el doctor Wagner, quién era el director de Salubridad Pública, llegando incluso a sustituirlo temporalmente en este cargo.

Entre los años 1785 a 1790 se dedica en gran parte al estudio de tratados científicos, traducciones, trabajos literarios, producción de trabajos originales en los que se destaca su trabajo sobre “Envenenamiento por arsénico”. Este estudio produjo cambios legales en la venta libre del arsénico, promovió el estudio de la química legal y redactó una serie de prescripciones universalmente reconocidas hasta nuestros días para evitar envenenamientos. Todo esto respaldado por 861 experimentos y observaciones realizados en animales, que posteriormente fueron repetidos y documentados por otros autores constatando el resultado.

La pareja Hahnemann llegan a tener once hijos entre 1786 – 1806, en 1789 se trasladan de nuevo al suroeste de Leipzig a Stotteritz. En este tiempo debido a su gran talento divide sus actividades entre la atención a su clientela, al estudio y producción de trabajos literarios. Su talento intelectual, las muchas publicaciones y el crecimiento de su clientela le aseguran un buena situación financiera.

Renuncia a ejercer la medicina.

Su constante inquietud por la investigación científica, su capacidad observadora acerca de la imprecisión de los medios que tenía la medicina de su tiempo, por las virtudes morales y éticas que le guiaban como médico, decide dejar de ejercer una profesión donde todo era emprírico y le parecía falso. Ante la desazón que la causa el ejercicio de su profesión , desprecia los honores, las ganancias materiales de su consulta, abandonando así lo que era para él su arte.

Durante todos su sus estudios de medicina en la escuela tradicional, Hahnemann venía observando en la práctica clínica la carencia de base científica en los tratamientos prescritos. Comenta que no existe una ley que guíe, que marque pautas, que prevengan la vacilación constante al momento de establecer un tratamiento. Piensa que en la manera como estaba concebida la medicina, hacía sufrir al enfermo, que mucho de los tratamientos prescritos eran atrocidades, verdaderas obras de martirios comunes en la escuela clásica.

Hombre de gran sensibilidad con el dolor ajeno, sufre al no poder curar a un amigo que fallece. Algunos de sus hijos sufren enfermedades graves que no pueden ser aliviadas con la medicina alopática. Agobiado por la impotencia ante el sufrimiento exclama guiado por su fe al “Dios todo bondad y sabiduria” que debe haber creado “un medio seguro para curar enfermedades

Buscaré dónde se puede encontrar ese medio que nadie soñó, porque es muy sencillo; porque no aparece envuelto en coronas para los maestros en el arte de construir hipótesis y abstracciones escolásticas” parte de lo que expresa en la carta en 1808, dirigida a su amigo y condiscípulo el doctor Hufeland.

Viviendo en la precariedad.

Absolutamente convencido que había tomado una correcta decisión encuentra en su esposa Enriqueta e hijos el apoyo en esta nueva etapa. Después de una confortable vida, vendrán momentos en que se encontrarán en la absoluta miseria, la fortaleza de su mujer lo estimula a continuar en sus investigaciones.

Continúa sus estudios de química, tratados de medicina antigua y de la época, buscando algo que no terminaba de saber con certeza.

La vida le sigue dando indicios, uno de sus hijos enferma creando en él la incertidumbre de si tratarlo alopáticamente o no. Se niega a retomar a lo que había renunciado, su amor por el hijo le hace instintivamente darle un medicamento que lo cura. Surge entonces en él una pregunta, ¿por qué y cómo se habrá realizado esta cura? A lo largo de su búsquedad se convertirá en una ley; LEY RACIONAL DE CURACIÓN.

Un destello de luz.

Viviendo en una extrema pobreza, despreciado por los que antes lo trataban como colega, no dejó de trabajar con ahínco y de no apartarse de lo que él consideraba el camino a la verdad. Seguía haciendo traducciones para sobrevivir, precisamente en uno de esos tratados tuvo un destello que lo llevaría a concretar su creación. La obra de William Cullen, gran médico escocés, la Materia Médica, en la que se hablaba sobre la quina. Esto le lleva a experimentar en si mismo los efectos de la planta, surgiendo de esta manera una de sus leyes homeopáticas: LA EXPERIMENTACIÓN EN HOMBRE SANO.

Siguió experimentando con otras sustancias, varios productos minerales, vegetales, de origen animal concluyendo siempre en la infalibilidad de la ley terapéutica que proclamaría posteriormente.

Su inteligencia no superaba a su capacidad de trabajo, su vehemencia ante lo que poco a poco se develaba no le permitia sentir temor de alterar su salud, por lo cual se sometía a rigurosas pruebas, documentando su efectos. Es así como determina el punto de partida de la LEY DE LA SEMEJANZA.

Durante cuatros años intensos en medio de las más precaria situación económica al lado de su familia en una pequeña habitación en Stotteritz, surge las bases de una nueva MEDICINA al mundo.

Paralelamente a todo este arduo trabajo sigue con publicaciones de trabajos originales como:

Contribución al arte de analizar el vino”, “Preparación de la sal de gauber”, “El amigo de la salud,” la primera parte contiene 100 páginas y la segunda parte con seis páginas.

De nuevo la vida le pone al frente una oportunidad de demostrar sus nuevos conocimientos frente a la medicina de la época. Muere el emperador Leopoldo II de Autria, quien era muy querido por su pueblo. Las causas de su muerte generan una disputa entre Hahnemann y el doctor Lagusius médico del emperardor. El periódico Anzeiger der Deutschen se convierte en el campo de batalla a través del cual Hahneman acusa de negligencia al equipo médico, censurándolo por haber practicado en menos de 24 horas 4 sangrías que debilitaron el ya frágil organimos del emperador, asi como los medicamentos utilizados. Lagusius desarmado por los argumentos quedó en publicar un informe detallado de lo ocurrido, pero esto jamás se publicó. Esto dió a conocer sus planteamientos y sus teorias sobre una nueva medicina.

Su gran perseverancia.

En 1792, ayudado por el Duque Saxe-Gotha, quien se interesaba por sus trabajos y se preocupaba por la situación precaria del médico, le ofrece parte de su castillo de caza en Georgenthal para que pusiera una casa para enfermos. Despues de un año de trabajo, al no obtener los resultados esperados se traslada a Molschleben con su familia.

Debido a una epidemia de costra láctea y por temor que se contagien sus hijos , prepara un medicamento con flor de azufre y polvo de concha de ostra, lo cual hace que se dé una rápida curación en los enfermos. Este medicamento posteriormente se conocerá como Hepar Sulphuris Calcareum

Siguió produciendo innumerables obras literarias, mientras se trasladaba de nuevo a otro lugar, esta vez fue a Pyrmont, capital de Waldeck-Pyrmont. Durante el traslado sufre la familia un accidente donde perece su hijo Ernesto. En el mismo año se cambia de nuevo a Braunschweig, donde adquiere una casa con huerto prometiéndole a la familia quedarse ahí definitivamente.

En 1795 publica su trabajo original Costra Láctea, siendo traducido al inglés, también sale a la luz trabajos originales como Mixtura filosófica, Dormitorio de Niño, La elección de un médico y muchas traducciones. Hahnemann no deja de estudiar experimentar, ensayar , escribir, en 1796 publica el “Ensayo sobre un nuevo principio”, fundamento del trabajo que con ahínco realizo durante tantos años y se constituiría en la medicina de la cual es el creador.

No pudo resitirse al cambio, mudándose con su familia a Konigslutter, frontera con Madenburgo, donde permaneció hasta 1799. En este mismo año descubre la Belladona como el remedio para curar la escarlatina.   (Continúa)

  • Un resumen del trabajo presentado por el CENTRO DE HOMEOPATÍA FLORES
  • Edición en internet por el DR. Alejandro C. Flores Garcia
  • Tomado de la obra Iniciacao Homeopática del DR. José Emygdio Rodrigues Galhardo
  • Versión castellana del Dr. Eliud Garcia Treviño
  • Les invito a leer el mágnifico trabajo biógrafico completo en la siguiente dirección web:
  • http://www.homeoint.org/books3/hahnemann2/index.htm
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s